Entrevista en CompromisoRSE

Juan Royo

 

07/02/2020

Juan Royo cuenta que cuando estudiaba Económicas, en la Universidad de Zaragoza, Mario Conde era el modelo a seguir. Él empezó su trayectoria profesional como bróker, pero rápidamente se dio cuenta de que “la especulación es un juego de suma cero”. En su haber destaca que participó en el diseño y lanzamiento del primer fondo de Inversión Socialmente Responsable de España. Corría 1999 y trabajaba como asesor financiero en Renta 4. Siempre vinculado al sector de la banca privada, en 2011 creó su despacho profesional especializado en RSC. En la actualidad, además de conferenciante, formador y consultor, Juan Royo es considerado uno de los Top Ten más influyentes en redes sociales en materia de RSC de España y uno de los Top 500 más influyentes a nivel mundial.

¿Cómo ha evolucionado la Responsabilidad Social Empresarial en las últimas dos décadas?

Si te fijas en el presente puedes ser muy crítico, pero yo, que empecé a trabajar en este ámbito en los años 90, soy tremendamente positivo y optimista. La RSC ha evolucionado mucho, sobre todo en aquellos aspectos que demuestran la calidad de las memorias de RSC como verdadero cuadro de mando integral. Es cierto que todavía queda camino por recorrer pero, hoy en día, ha cambiado la mentalidad de las empresas a la hora de medir no solamente su resultado financiero, sino el impacto que generan en la sociedad. Aunque aún hay que depurar más todos los indicadores, se ha avanzado mucho en esa visión estratégica. La RSC ya no es algo de un iluminado que habla de temas ecologistas, sino que todas las grandes empresas y sus directivos están alineados con los temas de sostenibilidad como una definición de negocio sostenible frente a la especulación financiera. Cuando estudiaba económicas mi modelo a seguir era Mario Conde y, de hecho, empecé trabajando como bróker, pero al final la especulación es un juego de suma cero y ahí se ha producido un cambio de mentalidad.

¿Qué ha provocado este cambio de mentalidad?

Cada vez más las empresas miden el impacto y un hecho muy importante para ello ha sido la entrada en vigor de la Ley de información no financiera y diversidad.

¿Qué ha aportado la Ley?

Muchas empresas responsables ya recogían su información no financiera en sus informes de gestión y, de forma voluntaria, elaboraban sus memorias de acuerdo al estándar del Global Reporting Initiative (GRI). Es decir, habían planteamientos de RSC pero no había una unificación de criterios, un plan de acción y un plan de medición de objetivos. La Ley ha venido a coordinar todo este tipo de políticas, potenciar su transversalidad y fomentar la transparencia en la compañía, que repercutirá en un efecto de imitación de las buenas prácticas.

Una de las críticas a la Ley es que permite a la empresa medir aquellos aspectos en los que sale mejor…

Tenemos que afinar en la calidad de las memorias de RSC y en su homogeneización. Es cierto que, por ejemplo, GRI marca una serie de parámetros mínimos, pero luego nos encontramos con empresas del Ibex sin apenas brecha salarial y otras con mucha. ¿Cómo puede ser? Pues porque miden parámetros distintos. Ahí tenemos que avanzar mucho hacia una mayor transparencia. Lo importante es medir los aspectos no financieros y gestionarlos con confianza y lealtad porque el diálogo entre todas las partes interesadas tiene que ser sincero.

¿Otra de las críticas es la falta de comparabilidad de los datos?

Sí, pero ahí los auditores y verificadores también hacen su labor de velar por esa calidad, impacto, temporalidad, simplicidad… En definitiva, velan por la claridad de los datos y que las memorias sean más atractivas y te inviten a leerlas y a comparar sus datos.

¿Publicar la memoria de sostenibilidad convierte a una empresa en responsable?

Efectivamente hay empresas tramposas porque el mero hecho de elaborar una memoria de RSC y publicarla no significa que sean éticas. La contabilidad creativa existe para el ámbito financiero y, también, para el no financiero. Una empresa puede publicar una memoria de sostenibilidad y ser tramposa, pero para la que no es tramposa una memoria le aporta valor en la medida que le permite gestionar correctamente su RSC y evitar desviaciones o, como mínimo, tener alertas de posibles desviaciones para activar las correcciones adecuadas y cumplir con sus objetivos de sostenibilidad.

Siempre se ha defendido la voluntariedad de la RSC, pero la ley actúa como impulsora. ¿Es una contradicción?

Yo era un firme defensor de la voluntariedad, pero me he dado cuenta de que la ley ha impulsado a muchas empresas hacia la RSC. Al final, tiene que haber un equilibrio entre el palo y la zanahoria. El problema es que hay empresas que confunden la RSC con vender más. La RSC es una estrategia que puede influir en la reputación de la empresa y, en consecuencia, en sus ventas a largo plazo. Así pues, si una empresa quiere vender más a corto plazo es más efectivo que realice una campaña de marketing o de publicidad.

Las empresas quieren ser sostenibles, pero a su vez basan su sostenibilidad en el crecimiento constante…

Ese es el error, pensar solo en el crecimiento es ser miope. En mi vida, mi objetivo no es ganar cada día más dinero, sino ser feliz, hacer deporte, ir a exposiciones de cómics, leer tebeos… Mi vida no solo es trabajar y ganar dinero. Entonces, ¿por qué las empresas tienen que ser distintas si son ciudadanos corporativos? Pero claro, las noticias hablan del PIB, de la creación de empleo, de los tipos de interés… Hoy, las empresas tienen que gestionar su impacto y el valor añadido que generan, con independencia de quién se apropia de ese valor. Esto es la serendipia y cuanto más impacto generes la serendipia, al final, repercutirá en ti.

Entonces, ¿tenemos que buscar un indicador alternativo al PIB?

Totalmente. Por ejemplo, el impacto general. En Sabiñánigo, un pueblo de Huesca, se instaló una empresa. Todo el mundo estaba encantado porque solo veía creación de empleo y el pago de impuestos, pero ¿qué pasó? La empresa contaminó todos los ríos con lindano. ¡Claro! Medimos a la empresa en función de su beneficio económico, pero el impacto de la contaminación ha sido negativo y todo lo que la administración pública ha tenido que invertir en descontaminación ha sido superior al impacto en salarios, impuestos, etc. Al final, el resultado de la suma es negativo. Otro ejemplo. Imaginemos que tengo una empresa que genera dos millones de euros de beneficios al año y en la que trabajo yo solo, y al lado hay otra con el mismo beneficio, pero que da trabajo a 20 personas. El impacto de cada empresa es distinto, pero fiscalmente pagaremos lo mismo. ¡Es injusto! Esta tiene que ser la variable clave en la que todos nos tenemos que enfocar: el impacto.

¿Cómo podemos enfocarnos en el impacto?

Es una labor de todos. La legislación puede ayudar, pero no solo hay que medir los impuestos sobre beneficios, sino también la aportación a la Seguridad Social, la inversión en proveedores… Y no solo tenemos que medir el impacto económico, sino también el impacto emocional, porque no es lo mismo trabajar en una empresa que en otra. Por ejemplo, si te alineas con los valores de la empresa, si tienes flexibilidad o puedes conciliar, trabajarás más a gusto.

Usted participó en el lanzamiento del primer fondo ISR de España, en 1999. ¿Cómo ha evolucionado el sector?

A raíz del lanzamiento del primer fondo de Inversión Socialmente Responsable de Renta 4, en 1999, la patronal de fondos de inversión INVERCO publicó su primera circular sobre ISR. En 2014, la actualizó para discernir si un fondo es solidario, es decir, aquel que dona parte de los gastos de gestión; es temático, por ejemplo que invierte en agua o en energías renovables; o es un fondo RSC, que justifica que los criterios de toma de decisión son financieros y no financieros. Ahora los criterios están claros, pero la ISR depende de la calidad. Es cuestión de ir progresando en la calidad igual que en la RSC.

Según Spainsif los activos gestionados es España superaron en 2018 los 210.000 millones de euros, pero ¿de qué calidad estamos hablando?

Cuando Spainsif habla de este volumen, fundamentalmente, se refiere a la inversión en planes de pensiones de empleados. El problema son los fondos minoristas, donde no hay tanta oferta disponible, aunque las entidades financieras están empezando a trabajar en ello. La clave está en que los gestores, cuando tomen sus decisiones de inversión, no solo se fijen en cuestiones financieras sino también extrafinancieras.

¿Cree que la ISR se va a convertir en una palanca para impulsar la RSC y la sostenibilidad?

Al final, la principal fuente de información de los gestores de fondos es la memoria de RSC y cuanta más calidad de información exista, los inversores van a considerar a una empresa como objeto de inversión. Es decir, si una memoria de RSC es floja decidirán no invertir y, por tanto, no subirá la cotización del valor. Se trata de la profecía autocumplida: si eres muy responsable, o por lo menos muy transparente, los inversores podrán decidir si te compran o no, pero si no eres transparente ni siquiera entrarás en las opciones y no te van a premiar con su dinero. Es un camino que no tiene marcha atrás.

Fuente CompromisoRSE

Comentario de mercado de March AM

El contexto actual provocado por la expansión del COVID-19 se refleja en los mercados financieros con desconfianza hacia el futuro y en un entorno de gran volatilidad. La complejidad de estimar los efectos del parón económico, de conocer la duración de las cuarentenas establecidas, di­ficultan en gran medida el cuantifi­car adecuadamente las consecuencias fi­nales sobre el crecimiento mundial. No obstante, se espera que las medidas de con­finamiento permitan frenar la expansión del coronavirus durante los próximos meses y, una vez retiradas dichas medidas, se inicie el camino hacia la normalización de la actividad, con una rápida recuperación de la economía, así como de los mercados fi­nancieros.

Los principales Bancos Centrales, con la Reserva Federal en posición destacada, han sido veloces en las respuestas y las medidas adoptadas son contundentes, como son las rebajas del precio del dinero y el anuncio de nuevas compras ilimitadas de activos, que otorgan la flexibilidad necesaria para actuar.

Basándonos en experiencias de incertidumbre de mercado vividas con anterioridad, las medidas se han puesto en marcha con mucha mayor rapidez ya que se contaba con los mecanismos necesarios para hacerlo.

En esta situación, en la que recalcamos la importancia de tener una visión a medio-largo plazo para aprovechar las oportunidades de inversión que nos ofrecen los mercados fi­nancieros, creemos que es un buen momento para comenzar a construir posiciones en fondos de inversión de forma paulatina.

En el último mes, hemos visto cómo esos estímulos antes mencionados se han visto reflejados en una positiva rentabilidad de nuestros fondos, tanto de Renta Variable como de Renta Fija, habiendo recuperado parte de lo perdido durante el primer trimestre.

La RSC estrategia sostenible para la empresa

La RSC es la única estrategia empresarial que ofrece soluciones de sostenibilidad a la empresa moderna. Se basa en la ética y en la hipótesis de partida de un mundo en el que la transparencia y la reputación son atributos indispensables. Y se basa en la transparencia porque la explicitación de las buenas prácticas genera nuevas mejoras continuas en las empresas y en la sociedad.

También permite crear indicadores de gestión que cuantifiquen los objetivos marcados por la dirección y justifiquen los esfuerzos a acometer. Todo ello siguiendo el marco homogéneo de Global Reporting Iniciative (GRI) de Naciones Unidas, de tal manera que todas las organizaciones pueden ser evaluadas siguiendo los mismos criterios.

Sigue leyendo en eCom Empresa Competitiva

Obras de la Galerie Lelong de París en Valladolid

Obras de la Galerie Lelong de París en Valladolid

La exposición, comisariada por María Toral, ha sido realizada en exclusiva para Valladolid y no viajará a otras ciudades.

Las Salas Municipales de Exposiciones del Museo de Pasión y de la Iglesia de las Francesas de Valladolid acogen hasta el 30 de agosto 36 grandes obras de Antoni Tàpies, Rebecca Horn, Jannis Kounellis, Etel Adnan, Pierre Alechinsky, Günther Förg, Nalini Malani, David Nash, Jaume Plensa, Sean Scully, Kiki Smith, Barthélémy Toguo o Juan Uslé procedentes de los fondos de la Galerie Lelong de París y Nueva York.

Programa de visitas guiadas y comentadas
Existen guías grattuitas para colegios, asociaciones y colectivos de la exposición en la que se proponen diferentes recorridos y preguntas reflexión sobre lo visto.
Más información en el teléfono 902 500 493

AMIBIL, Mariano Ramos Ruíz

AMIBIL, Mariano Ramos Ruíz (INSPIRARTE, Centro de estudios bilbilitanos, Institución Fernando el Católico, Calatayud, 2014)

Encuentro de amor,
amistad
y preocupación por el prójimo.
Ayuda,
dulzura armoniosa,
solidaridad sin límites,
uno en miles.
Cúmulo de casualidades,
protección,
respeto,
amabilidad.
Un don sin límites
sin imponer nada a cambio.
Progreso y presente,
enseñanza sin barreras.
Superación absoluta.
Un fuerte sentimiento de creer en las personas,
sobre todo en las más vulnerables.
demostración de la resistencia de la fragilidad:
sacar fuerza
de la alegría
y un fuerte abrazo de unión,
um luchar sin rendición:
constancia,
y el más puro sentimiento de superación
y de corazón

El fotógrafo Gérard Rancinan expone por primera vez en España su proyecto “Trilogía de los modernos”

El fotógrafo Gérard Rancinan expone por primera vez en España su proyecto “Trilogía de los modernos”

© Gérard Rancinan, Wonderful World – Batman Family, 2011

Una selección con 10 grandes fotografías del proyecto expositivo “La Trilogía de los Modernos”, de Gérard Rancinan y Caroline Gaudriault se presenta en el Museo Provincial de Huelva, del 12 de febrero al 28 de marzo, en el marco de la sexta edición del Festival Internacional de Fotografía de Huelva, “Latitudes 21”.
La muestra, que acerca a España por primera vez la obra de Rancinan, está organizada por diChroma photography y llega a España precedida por el gran éxito obtenido en su exhibición en Shanghai.

Como testigos comprometidos de las metamorfosis que afectan a la sociedad actual, el fotógrafo Gérard Rancinan y la escritora Caroline Gaudriault trabajaron juntos en “La trilogía de los modernos” durante casi siete años, un proyecto que propone una perspectiva artística híbrida de las revueltas políticas del mundo contemporáneo.
Una apuesta sugerente y crítica, en la cual ambos autores describen el mundo con nostalgia, preocupación, humor y, sobre todo, lucidez.

En 2014, fueron elegidos para representar a Francia en el marco de de las celebraciones del 50 Aniversario de las relaciones diplomáticas franco-chinas.
“La trilogía de los modernos” se presentó en el Museo de Arte del Himalaya en Shanghai y se extendía sobre una superficie de más de 5.000 m². La exposición, con su amplio y original telón de fondo, se exhibió posteriormente en importantes museos, como el Palais de Tokyo en París (2009), la Triennale di Milano (2012) y el Danubiana Meulensteen Art Museum de Eslovaquia (2013).

Gérard Rancinan y Caroline Gaudriault, el fotógrafo y la escritora, establecen un diálogo visual y escrito, elaborando un informe sobre un mundo que se busca ansiosamente a sí mismo.
Construyen y desarrollan un enfoque en tres capítulos, creando un vínculo con la historia del arte clásico.
“Metamorfosis”, toma su inspiración de los grandes temas universales de la mitología humana. Los autores sitúan el hombre contemporáneo con el trasfondo de sus eternos interrogantes, con “La balsa de la Medusa” evocando la búsqueda interminable de la tierra prometida unida al tema tan contemporáneo de los movimientos migratorios. Caracterizado por la impertinencia y humor, “Mundo maravilloso” adopta un despreocupado acercamiento a la denuncia de un mundo caracterizado por la infantilización, la esquizofrenia y la felicidad universal obligatoria.

En su trayecto, el visitante encuentra diez fotografías, algunas de ellas en formato monumental (1’80 x 5’75 metros).
El paseo por la exposición está salpicado por textos y libros abiertos apoyados en atriles. La puesta en escena potencia la visión de las imágenes.
Se genera una dinámica de autenticidad en la relación entre los personajes en sus poses y lo que representan en la vida cotidiana.
“La trilogía de los modernos” se construye sobre la base de una amplia documentación y observación con el fin de ofrecer una amplia radiografía de la sociedad.
Es una obra global en el que las preguntas planteadas y las reflexiones desarrolladas en los textos resuenan con las imágenes fotográficas para producir una comprensión general, convirtiendo estas obras en actos políticos.
Los 2 autores invitan al espectador a un viaje, un espejo de nuestra época.

Gerard Rancinan
Gérard Rancinan comenzó trabajando como reportero para la agencia Sygma para, posteriormente, iniciar una carrera como independiente. Ha colaborado con las revistas internacionales más importantes (Paris Match, Life, Stern, The Sunday Times, etc.), por cuyo trabajo obtuvo seis premios del World Press Photo en diversas categorías. Por otra parte son reconocidos sus retratos de grandes personalidades de todo el mundo y dentro de sus proyectos colabora habitualmente con escritores, sociólogos o filósofos del nivel de Paul Virilio, Francis Fukuyama o Virginie Luc.
Desde hace años ha iniciado una carrera artística con grandes fotografías de elaboradas y barrocas escenografías.
Su obra, que se expone habitualmente en grandes festivales y museos a lo largo del mundo, se ha convertido en unas de las más cotizadas en el mercado internacional.
La mirada crítica, abigarrada y expresionista, de Rancinan se dirige a temas como el consumismo, la inmigración, la cultura pop o las grandes obras de la historia de la pintura, a las que suele dar la vuelta reinterpretándolas.

Festival Internacional de fotografía Latitudes 21
Museo Provincial de Huelva
Alameda Sundheim, 13
21003 Huelva

El arte de Luis García, Love Strip, Las Crónicas del Sin Nombre

Luis García Mozos

 Las Crónicas del Sin Nombre, Editorial Nueva Frontera: TOTEM Biblioteca, 16, Madrid, 1982 –ISBN: 84-7527-023-9. Obra realizada sobre guiones de Víctor Mora, con la eventual participación de Carlos Giménez en parte del dibujo de la historieta “Love Strip”.

La serie fue publicada primeramente en Francia, en la revista Pilote, entre 1973 y 1980. En EE UU, para su edición por Warren Publishing, en la revista Vampirella, en 1975, fueron mutilados los guiones de Víctor Mora y sustituido su nombre por el de otros guionistas estadounidenses que retocaron los textos originales. En España fueron publicadas estas historietas en las revistas: Tótem y Rambla.

TEBEOSFERA

Love strip 1974