Intemperie

Intemperie, de Javi Rey

Intemperie, Javi Rey (Planeta, 2016)

Javi Rey es el flamante Premio al Autor Revelación, del Salón del Cómic de Barcelona por su obra ‘Intemperie’. El galardón, patrocinado por la Fundación Divina Pastora,  confiesa, le ha hecho muy feliz

“Se trata de un reconocimiento de la gente del medio (compañeros autores, críticos, libreros) hacia mi trabajo y estoy muy agradecido por él”
‘Intemperie’ se presentó en las Jornadas del Cómic de Valencia en el Mercado de Tapinería con un embajador de lujo: Älvaro Pons.
Dice Rey que llegó al mundo del cómic por casualidad, sin planificarlo
“Estudié una carrera universitaria que no tenía nada que ver con el cómic y al terminarla di un golpe de timón en mi vida”. En ese momento sintió la necesidad de explorar el mundo del dibujo y el destino quiso que acabara en la Escola Joso de Barcelona (centro de cómic y artes visuales). 
Referencias
Sus referencias son muchas, pero que elige “Trazo de Tiza” de Miguelanxo Prado y “Un poco de humo azul” de Rubén Pellejero y Denis Lapière. Ambas obras le derribaron muchos prejuicios que él, como desconocedor del medio, tenía.
“De manera inconsciente me acerqué al dibujo y en la Joso descubrí el cómic, que es un medio brutal para explicar historias, que es lo que yo buscaba en última instancia, sin saberlo, cuando decidí empezar a dibujar. Lo que quiero es explicar historias, ya sea colaborando con guionistas o en proyectos personales”

Con‘Intemperie’ ha abierto un camino que espera poder explorar, el de autor en solitario

“Con ‘Intemperie’ he ganado confianza y mi intención es enfrentarme a otros retos en solitario en el futuro. Pero en realidad, lo más importante para mí es trabajar en historias que me motiven y acompañarlas de un grafismo que ayude a explicarlas, ya sea solo o colaborando con otro autor”

Técnicas y de la inspiración que busca a la hora de crear sus personajes

“No tengo referencias concretas. Por ejemplo, en ‘Intemperie’ -su trabajo más personal- los personajes tenían que ser universales. El niño representa la inocencia; el cabrero, la bondad, y el alguacil, la maldad. Más que buscar influencias en un actor, en la calle o en fotos he intentado representar lo que para mí era en esencia un cabrero bondadoso, un niño inocente, etc.”

Rey siempre trabaja todo en digital, y depende del proyecto busca el acabado que demanda la historia

“En mi anterior cómic hice un trazo más fino y elegante, mientras que en ‘Intemperie’ es más roto. También he pasado de un color que es más limpio y plano a un color que busca textura, suciedad…”
Con respecto al color no tiene preferencias, siempre va a depender de las historias. En el caso de ‘Intemperie’ intentó subirlo un poco más de lo que le suele salir de forma natural para generar un mayor contraste entre luz y sombra.

Nuevos proyectos
Rey está trabajando actualmente con dos guionistas franceses en una historia para una editorial francesa. Un cómic que trata el tema del colaboracionismo en la Francia ocupada durante la 2ª guerra mundial, según cuenta, pensado en cuatro tomos de 62 páginas cada uno.

 
Para Rey hay grandes diferencias entre la industria española y la francesa
“En Francia tienen una industria, comparada con la nuestra, que es gigante a nivel de lectores, de tirajes, etc. Allí está más aceptado que el cómic es un medio capaz de explicar todo tipo de historias. Tiene mucha visibilidad en las librerías generalistas, en grandes superficies…”

En España considera que la situación ha mejorado tímidamente en los últimos años

“Al inicio veía que me metía en un mundo apasionante, pero que estaba complicada la cosa. Sigue estándolo, sin duda, pero creo que se está ganando más visibilidad. En mi entorno voy viendo que gente que no leía cómics empieza a interesarse. Te hablo más desde el lado de los lectores. Es verdad que hay que ganar muchos más, pero a mí no me da la sensación de que vaya a menos, sino que va creciendo, pero tímidamente”.
Share on LinkedInShare via emailShare on Twitter+1Share on Facebook

La RSC estrategia sostenible para la empresa

La RSC es la única estrategia empresarial que ofrece soluciones de sostenibilidad a la empresa moderna. Se basa en la ética y en la hipótesis de partida de un mundo en el que la transparencia y la reputación son atributos indispensables. Y se basa en la transparencia porque la explicitación de las buenas prácticas genera nuevas mejoras continuas en las empresas y en la sociedad.

También permite crear indicadores de gestión que cuantifiquen los objetivos marcados por la dirección y justifiquen los esfuerzos a acometer. Todo ello siguiendo el marco homogéneo de Global Reporting Iniciative (GRI) de Naciones Unidas, de tal manera que todas las organizaciones pueden ser evaluadas siguiendo los mismos criterios.

Sigue leyendo en eCom Empresa Competitiva

Share on LinkedInShare via emailShare on Twitter+1Share on Facebook

“Un cómic puede tener el mismo valor intelectual que una ópera”

“Un cómic puede tener el mismo valor intelectual que una ópera”

El economista y critico de cómic Juan Royo, durante su reciente visita a Teruel
El economista Juan Royo defiende la cultura como industria
Alicia Royo / Teruel

15/11/2014


El zaragozano Juan Royo es economista pero también crítico de cómic, materia sobre la que ha escrito Un tratado de cómic (2010) y Un mundo de viñetas (2012). Recientemente estuvo en Teruel para moderar la mesa redonda Emprender desde el arte del cómic, actividad incluida en el programa del Día de la Persona Emprendedora en Aragón, en la que los dibujantes Diego Olmos, Javi Royo y Jaime Calderón contaron sus exitosas experiencias profesionales en torno a este arte.

- ¿Cómo se puede animar a emprender en tiempos de crisis?

- Tenemos que distinguir la precariedad de la flexibilidad. Tenemos que adaptarnos a las situaciones, los horarios, las circunstancias, los viajes, internet, en definitiva, tenemos que adaptarnos a las necesidades de los clientes.

- ¿Se puede convertir la crisis en una oportunidad?

- Efectivamente. La clave es romper las barreras de confort que teníamos en muchos aspectos. Ser tu propio jefe te puede cambiar la mentalidad y enriquecer tanto en el aspecto profesional como personal.

- ¿Es la cultura una buena materia para emprender?

- Al final, la cultura tiene que ser considerada una industria. Ya no existe el mecenas, el multimillonario que dona y patrocina obras de arte. La cultura se ha masificado y ya no es elitista, pero el problema es que hasta la fecha ha estado subvencionada por las Administraciones públicas. Con la crisis, se sigue demandando cultura, pero gratis, sin darse cuenta que visitar un museo, ver un cómic o escuchar un disco tiene un coste.

Tenemos que convertir la crisis en una oportunidad para el desarrollo económico, crear una industria que no dependa de las subvenciones para ser sostenible. En este sentido, los tres cracks que estuvieron en Teruel son un caso de éxito que han aprovechado sinergias. Y son también un ejemplo de flexibilidad, que han conseguido equilibrar su desarrollo profesional y artístico.

- ¿Y el cómic en concreto?

- Que una fundación como Emprender en Aragón confíe en el cómic y en el arte como un medio para desarrollar una actividad económica así lo demuestra. Situar al cómic como un ejemplo de emprendimiento es darle su justa importancia. El cómic no es solo para niños y para frikis o snobs, ya que puede tener el mismo valor intelectual que una ópera.

- El cómic, ¿goza de buena salud?

- Goza de buena salud, pero todavía no está al nivel que debiera. Los medios de comunicación lo promocionan mucho, son muy atentos con el mundo del cómic pero, como a la industria cultural en general, le faltan consumidores, que transcienda como instrumento infantil. El cómic no son solo los tebeos de los niños, hay mucho más. Es un lenguaje que, por ejemplo, permite explicar de forma satírica la situación económica, o denunciar prácticas corruptas en política.

- ¿Y cuál es la situación en Aragón?

- En Aragón, la calidad es extraordinaria y la Comunidad está a la cabeza de España sin lugar a duda, también por el dinamismo de las editoriales y de los salones organizados. Tan solo falta fomentar su lectura en los colegios, como sí se hace en otras regiones.

- ¿Puede ser una vía para introducir a los niños en la lectura?

- Así es, pero también para introducir a los adultos en temas que pueden ser un poco complejos.

- En un momento en que el papel goza cada vez de menos adeptos, ¿cuál es el futuro del cómic?

- El cómic también se tiene que reinventar. Realizar un cómic es costoso para el autor y el editor y se disfruta enseguida, se lee rápido. Las editoriales y los autores tienen que ver cómo se puede internacionalizar el cómic digital para conseguir más lectores. Y hacerlo a un precio barato para que no merezca la pena piratearlo. Además, el cómic digital puede apoyar las ventas del cómic en papel, lo que requerirá ediciones más cuidadas, ediciones limitadas, la presencia del autor en las presentaciones, la venta de dibujos originales y de otras ilustraciones,…

- Es decir, que el dibujante tiene que tener una mente abierta…

- El autor de cómics tiene un de potencial comunicación brutal porque en muy poco espacio, con el texto y las viñetas, cuenta una historia. Eso es un valor en el mundo del marketing, la comunicación, la publicidad, sobre todo en un momento en el que el lenguaje visual está de actualidad.

- ¿Qué temática tiene más éxito?

- Paradójicamente, echamos de menos más cómics para niños, de temática infantil. En el cómic hay grandes zonas, desde los superhéroes americanos, el cómic americano y el cómic europeo, destinado más a adultos, más refinado, más de autor. Las temáticas dependen de modas, pero son muy diversas: la guerra civil, temas sociales, discapacidad intelectual, personas sin techo, economía desde un punto de vista satírico o divulgativo, escándalos financieros

Share on LinkedInShare via emailShare on Twitter+1Share on Facebook

Obras de la Galerie Lelong de París en Valladolid

Obras de la Galerie Lelong de París en Valladolid

La exposición, comisariada por María Toral, ha sido realizada en exclusiva para Valladolid y no viajará a otras ciudades.

Las Salas Municipales de Exposiciones del Museo de Pasión y de la Iglesia de las Francesas de Valladolid acogen hasta el 30 de agosto 36 grandes obras de Antoni Tàpies, Rebecca Horn, Jannis Kounellis, Etel Adnan, Pierre Alechinsky, Günther Förg, Nalini Malani, David Nash, Jaume Plensa, Sean Scully, Kiki Smith, Barthélémy Toguo o Juan Uslé procedentes de los fondos de la Galerie Lelong de París y Nueva York.

Programa de visitas guiadas y comentadas
Existen guías grattuitas para colegios, asociaciones y colectivos de la exposición en la que se proponen diferentes recorridos y preguntas reflexión sobre lo visto.
Más información en el teléfono 902 500 493

Share on LinkedInShare via emailShare on Twitter+1Share on Facebook

AMIBIL, Mariano Ramos Ruíz

AMIBIL, Mariano Ramos Ruíz (INSPIRARTE, Centro de estudios bilbilitanos, Institución Fernando el Católico, Calatayud, 2014)

Encuentro de amor,
amistad
y preocupación por el prójimo.
Ayuda,
dulzura armoniosa,
solidaridad sin límites,
uno en miles.
Cúmulo de casualidades,
protección,
respeto,
amabilidad.
Un don sin límites
sin imponer nada a cambio.
Progreso y presente,
enseñanza sin barreras.
Superación absoluta.
Un fuerte sentimiento de creer en las personas,
sobre todo en las más vulnerables.
demostración de la resistencia de la fragilidad:
sacar fuerza
de la alegría
y un fuerte abrazo de unión,
um luchar sin rendición:
constancia,
y el más puro sentimiento de superación
y de corazón
Share on LinkedInShare via emailShare on Twitter+1Share on Facebook