Servicios

Muchas empresas se lanzan a realizar actividades de RSC sin un conocimiento previo.

Otras, las tienen implementadas desde un punto de vista no transversal: los diferentes departamentos de la compañía son compartimentos estancos donde la comunicación y las sinergias, no fluyen entre ellas.

A veces se necesita un experto que sea capaz de aportar una visión externa de lo que está sucediendo en la compañía.

Para muchas actividades, pero en especial en la RSC, buscar una segunda opinión significa solicitar a otro especialista que revise todos informes, resultados, paradigmas… y que emitan una opinión sobre las actuaciones actuales a la vez que sugieran opciones alternativas.

Una segunda opinión puede confirmar el diagnóstico y las políticas llevadas a cabo hasta la fecha, ofrecer más detalles sobre diferentes actuaciones, plantear opciones adicionales que no se habían considerado o recomendar otras diferentes. Incluso si ya se han implementado algunas, siempre es positivo recabar una segunda opinión.

Tener una segunda opinión puede  provocar rechazo:

  1. Es posible que pensemos que es un coste añadido que no va a aportar valor. Ya pagamos a nuestros ejecutivos para ello.
  2. Rechazo por parte de nuestros propios ejecutivos que pueden temer que su labor sea fiscalizada.
  3. Dudas acerca de la confidencialidad de la colaboración.

¿Por qué contratar a un consultor externo?

  1. Existen demasiados riesgos e incertidumbres que amenazan a la empresa.
    Incluso los más reputados empresarios y ejecutivos pueden tener en algún momento una visión sesgada de su actividad profesional. Obtener otra perspectiva sobre las diferentes opciones a tomar puede ser una valiosa ayuda a la hora de tomar decisiones.
  2. Existen numerosos especialistas provenientes de grados universitarios y postgrados (marketing, finanzas, RRHH, contabilidad, logística…). Sin embargo, en el ámbito de la RSC la escasez es manifiesta y este puesto es desempeñado por expertos en otros campos que se reubican en RSC.
  3. En ocasiones, los lenguajes que utilizan los diferentes técnicos son difíciles de entender para otros técnicos especialistas en otros ámbitos. La RSC, al ser transversal, ofrece homogeneizar lenguajes para una mejor comprensión de las diferentes opciones.
  4. Existen dudas sobre la exactitud de la primera opinión o sobre si, realmente, se han evaluado todas las opciones.

¿En qué ámbitos trabajamos?

  1. Diagnóstico de la situación actual, planificación, implantación, seguimiento y evaluación de la Estrategia de RSE. Memorias e informes de sostenibilidad.
  2. Inversión en la Comunidad local y proyectos de innovación social (acción social, cultural, medioambiental, alianzas, voluntariado corporativo…). Proyectos de sensibilización y movilización social para acercar y compartir las políticas sociales con el ciudadano
  3. Gestión de proveedores: riesgos y oportunidades, códigos de conducta…
  4. Financiero: Inversión Socialmente Responsable. Captación de fondos (Fundraising, Crowfunding). Fundaciones, Family offices, deportistas y otras personalidades. Filantropía. Business Angels. Partenariados.
  5. Recursos Humanos: Gestión de las Discapacidad, Voluntariado corporativo
  6. Comunicación: Comunicación interna, Comunicación externa, Redes sociales, reputación…
Share on LinkedInShare via emailShare on Twitter+1Share on Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>