Intemperie

Intemperie, de Javi Rey

Intemperie, Javi Rey (Planeta, 2016)

Javi Rey es el flamante Premio al Autor Revelación, del Salón del Cómic de Barcelona por su obra ‘Intemperie’. El galardón, patrocinado por la Fundación Divina Pastora,  confiesa, le ha hecho muy feliz

“Se trata de un reconocimiento de la gente del medio (compañeros autores, críticos, libreros) hacia mi trabajo y estoy muy agradecido por él”
‘Intemperie’ se presentó en las Jornadas del Cómic de Valencia en el Mercado de Tapinería con un embajador de lujo: Älvaro Pons.
Dice Rey que llegó al mundo del cómic por casualidad, sin planificarlo
“Estudié una carrera universitaria que no tenía nada que ver con el cómic y al terminarla di un golpe de timón en mi vida”. En ese momento sintió la necesidad de explorar el mundo del dibujo y el destino quiso que acabara en la Escola Joso de Barcelona (centro de cómic y artes visuales). 
Referencias
Sus referencias son muchas, pero que elige “Trazo de Tiza” de Miguelanxo Prado y “Un poco de humo azul” de Rubén Pellejero y Denis Lapière. Ambas obras le derribaron muchos prejuicios que él, como desconocedor del medio, tenía.
“De manera inconsciente me acerqué al dibujo y en la Joso descubrí el cómic, que es un medio brutal para explicar historias, que es lo que yo buscaba en última instancia, sin saberlo, cuando decidí empezar a dibujar. Lo que quiero es explicar historias, ya sea colaborando con guionistas o en proyectos personales”

Con‘Intemperie’ ha abierto un camino que espera poder explorar, el de autor en solitario

“Con ‘Intemperie’ he ganado confianza y mi intención es enfrentarme a otros retos en solitario en el futuro. Pero en realidad, lo más importante para mí es trabajar en historias que me motiven y acompañarlas de un grafismo que ayude a explicarlas, ya sea solo o colaborando con otro autor”

Técnicas y de la inspiración que busca a la hora de crear sus personajes

“No tengo referencias concretas. Por ejemplo, en ‘Intemperie’ -su trabajo más personal- los personajes tenían que ser universales. El niño representa la inocencia; el cabrero, la bondad, y el alguacil, la maldad. Más que buscar influencias en un actor, en la calle o en fotos he intentado representar lo que para mí era en esencia un cabrero bondadoso, un niño inocente, etc.”

Rey siempre trabaja todo en digital, y depende del proyecto busca el acabado que demanda la historia

“En mi anterior cómic hice un trazo más fino y elegante, mientras que en ‘Intemperie’ es más roto. También he pasado de un color que es más limpio y plano a un color que busca textura, suciedad…”
Con respecto al color no tiene preferencias, siempre va a depender de las historias. En el caso de ‘Intemperie’ intentó subirlo un poco más de lo que le suele salir de forma natural para generar un mayor contraste entre luz y sombra.

Nuevos proyectos
Rey está trabajando actualmente con dos guionistas franceses en una historia para una editorial francesa. Un cómic que trata el tema del colaboracionismo en la Francia ocupada durante la 2ª guerra mundial, según cuenta, pensado en cuatro tomos de 62 páginas cada uno.

 
Para Rey hay grandes diferencias entre la industria española y la francesa
“En Francia tienen una industria, comparada con la nuestra, que es gigante a nivel de lectores, de tirajes, etc. Allí está más aceptado que el cómic es un medio capaz de explicar todo tipo de historias. Tiene mucha visibilidad en las librerías generalistas, en grandes superficies…”

En España considera que la situación ha mejorado tímidamente en los últimos años

“Al inicio veía que me metía en un mundo apasionante, pero que estaba complicada la cosa. Sigue estándolo, sin duda, pero creo que se está ganando más visibilidad. En mi entorno voy viendo que gente que no leía cómics empieza a interesarse. Te hablo más desde el lado de los lectores. Es verdad que hay que ganar muchos más, pero a mí no me da la sensación de que vaya a menos, sino que va creciendo, pero tímidamente”.
Share on LinkedInShare via emailShare on Twitter+1Share on Facebook